Apuntes sobre internet

Internet es vista como la biblioteca universal, como la gran panacea para la educación. Considerada por muchos como una tecnología mítica, en ocasiones se olvidan algunos hechos básicos en relación a internet. Por ejemplo:

Internet no tiene realidad etérea: tiene una infraestructura física con ordenadores, cables, fibra óptica, routers

La “nube” no es otra cosa que un montón de servidores que están en algún sitio, de modo que si guardamos datos en ellos los tendrá alguien, normalmente una  empresa, que  estará sujeta a leyes que los protejan, pero no necesariamente.

Una vez que cualquier información se haya difundido en internet es prácticamente imposible borrarla de todos los servicios online. Algunos dicen que perdemos nuestro “derecho al olvido”.

Un mundo interconectado no es necesariamente un mundo más libre o más justo.

Internet no elimina los intermediarios sino que estos pasan a ser de otra naturaleza (por ejemplo wordpress y telefónica hace de intermediario entre este blog y ustedes).  Según  Evgeny Morozov, la digitalización hará que aumente, no que disminuya, el número de mediadores en nuestra vida pública.

Los servicios de internet no son neutrales y además, independientemente de lo excelentes y eficientes que puedan ser los libros electrónicos, las redes sociales o los buscadores como suministradores de información, es un error pensar en ellos como simples herramientas con cometidos estables y coherentes (ni menos con efectos claros y fácilmente predecibles), nos recuerda de nuevo Evgeny Morozov.

El mismo potencial que convierte internet en una tecnología inherentemente democratizadora podría ser utilizado ilégitimamente para controlar la vida de los ciudadanos y monitorizar su actividad diaria.

Los contenidos de internet los crea alguien.

Lo que se publica en internet generalmente no pasa por ningún control de calidad. Por lo tanto, no todo es igual de fiable.

Los niños, en general, no son en absoluto críticos con lo que encuentran en la red. Se podría decir que se creen, literalmente, todo lo que leen en internet, como demuestra este estudio (leído en internet). Sin embargo, se les anima a que busquen información online sin haberles enseñado primero a evaluar la fiabilidad de lo que encuentran allí.

Centro de datos de Google en Council Bluffs, Iowa (imagen extraída de la galería del propio Google en www.google.co.uk/about/datacenters/gallery)

Centro de datos de Google en Council Bluffs, Iowa (imagen extraída de la galería del propio Google en http://www.google.co.uk/about/datacenters/gallery)

Saber distinguir el trigo de la paja en internet, es imprescindible para que la información recibida pueda transformarse en conocimiento. Con este objetivo, he creado una lista de verificación para la evaluación sistemática de páginas web. Se puede encontrar en mi otro blog.

Entradas relacionadas:

Anuncios

8 Respuestas a “Apuntes sobre internet

  1. Interesante reflexión la que dejas escrita… Ya lo he comentado en otras ocasiones que el Ranking de Google, en cualquier búsqueda no tiene por qué ser lo mejor. Un arma tan poderosa como la red, dudo mucho que esté sujeta al simple azar. Gracias

  2. Gracias, Familia y Cole. Efectivamente no es azar. Situar una página en un buen lugar del ranking es toda una ciencia y hay empresas que se dedican a eso.

  3. Los niños, en general, no son en absoluto críticos con lo que encuentran en la red. Se podría decir que se creen, literalmente, todo lo que leen en internet

    Se puede decir lo mismo, casi palabra por palabra, de los adultos y la televisión.

    Y cuando no había televisión, supongo que se podía decir lo mismo de los adultos y la prensa o los libros. Y antes de que hubiera medios masivos o alfabetización general, de lo que se decía desde el púlpito o lo que contaban las abuelas.
    En resumen, que la credulidad no es una novedad. La novedad es que la credulidad tenga tanta materia prima sobre la que desplegarse y tantos asuntos sobre los que ejercerse.
    Lo cual quizá traiga un poco de su propia vacuna. Toda la vida hemos sido más críticos o más escépticos (sí, no todos y no siempre) con aquello que podíamos comprobar con fuentes directas o que afectaba a decisiones importantes para nuestra vida diaria.
    Ahora hay muchas fuentes a mano, y es más fácil de lo que nunca ha sido ver que se contradicen y todas no pueden ser ciertas.

    De las demás cosas que dices, amén.
    Yo he recordado algunas veces a los entusiastas de tener “en la nube” sus archivos, contactos e información útil que más les vale tener un respaldo a buen recaudo en un disco local, que los servicios remotos los carga el diablo… por mi parte, tengo copia en papel de direcciones, teléfonos y correos. 🙂

  4. Aloe, la verdad es que es fácil caer en la tentación de pensar que todo tiempo pasado fue mejor, lo que en este caso se traduce a desconfiar más de internet que de la televisión y más de estos medios que de los libros. Sin embargo, realmente sí veo más peligrosa la web. En primer lugar, porque tiene un prestigio como medio ‘educativo’ que no tiene la televisión, que todo el mundo asume como entretenimiento una vez que han fracasado los modelos de televisión educativa. Y en segundo lugar, porque puede que haya mucha basura en la tele y en los libros, pero al menos han pasado por un filtro, cosa que no se puede decir de los contenidos de internet. Cualquiera no se pone a escribir un libro y, además, por muy malo que este sea, ha pasado por un corrector y un editor. Por lo demás, es posible que todos en general, y los niños en particular, seamos menos crédulos que antes, pero también es verdad que hay muchas más fuentes de información y es más necesario que nunca saber discernir.

  5. En general, de acuerdo, pero esto…
    porque puede que haya mucha basura en la tele y en los libros, pero al menos han pasado por un filtro
    No sé si te descubre como optimista incorregible… 🙂

    (O a lo mejor lo soy yo, que me creo que en internet acaban aprendiendo a discriminar. Creo que mis hijos discriminan bastante, pero a saber)

  6. Totalmente de acuerdo tanto con tu entrada como con tus precisiones, Cristina. Añadiría además la facilidad con la que internet puede llegar a crear una realidad virtual en la que sólo lleguemos a recibir contenidos seleccionados en relación a nuestro historial de navegación, reforzando de esta manera radicalismos y prejuicios. Hay un buen libro escrito al respecto, cuyo título ahora no recuerdo. Saludos desde Tokyo, donde tu web es leída por algunos estudiantes de español que conozco.

  7. ¡¡Vuelve, Cristina, vuelve!!!

  8. Gracias por tu comenatario, Plutarco. Seguro que Tokio es una ciudad fascinante.

    Nicolás, he vuelto… antes de navidad. Gracias por estar ahí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s