Las claves de la creatividad

La creatividad es sin duda uno de los conceptos más difíciles de definir y sobre los que más confusión hay. Todos la encarecemos, pero nadie sabe exactamente a qué nos referimos cuando hablamos de ella.

¿Qué es la creatividad? ¿Podemos aprender a ser más creativos? El genial John Cleese, conocido miembro de los Monty Python, abordó este tema en esta conferencia de 1991:

Aunque realmente lo mejor es escuchar al propio Cleese, para los que no tengan tiempo de ver los 36 minutos de vídeo, recojo aquí las ideas principales.

En primer lugar – dice – la creatividad no es un talento sino una forma de proceder. Las personas más creativas parecen tener la habilidad de ponerse en un estado particular que permite poner en funcionamiento su creatividad natural. Esta facilidad es descrita como una “habilidad para jugar”. Define dos modos de trabajo:  un “modo cerrado o activo, que exige concentración para lograr metas concretas; y un “modo abierto que, por el contrario, requiere un estado de absoluta relajación y mayor predisposición al humor y a la contemplación. La creatividad sólo es posible en el modo abierto, lo que no significa que una persona creativa deba, o pueda, estar siempre en tal estado. Por el contrario, cualquier idea original se malograría si el individuo no fuera capaz de cambiar al modo de trabajo “cerrado” activo y concentrado. Lo que define a una persona creativa sería entonces la capacidad de cambiar de modo de trabajo.

Específicamente destaca los cinco pasos necesarios para conseguir, o al menos intentar llegar a ese estado particular, lúdico, que precisa la creatividad:

  1. Espacio para retirarse dejando a un lado las responsabilidades habituales y conseguir alguna predisposición a la indagación y al juego.
  2. Tiempo para crear ese espacio de tranquilidad.
  3. Tiempo para pensar y – muy importante- para aprender a superar la presión de tener que dar una respuesta o tomar una decisión de manera inmediata.
  4. Autoconfianza: nada perjudica más a la creatividad que el miedo a cometer algún error.
  5. Humor: necesario para buscar distintas relaciones, para conectar ideas diferentes de forma que generen nuevos significados.

Tan importante como entender cómo se fomenta, es detectar qué puede impedir el surgimiento de pensamientos creativos. Cleese se refiere al mundo de la empresa pero creo que sus conclusiones son fácilmente extrapolables a la escuela. Lo primero que según él mata la creatividad, es el exceso de solemnidad, la falta de humor. Tampoco ayuda la crítica no constructiva, es decir, la que tiene como único objeto escarnecer al que se equivoca sin analizar cómo mejorar lo que está errado. Y por último, nos dice, nada obstaculiza más la creatividad que exigirle a la gente que siempre esté haciendo cosas: alguien continuamente ocupado difícilmente va a tener tiempo para pensar.

Y esto es lo que ha dicho John Cleese. Ahora hablaré yo de creatividad, sobre todo en relación a la educación escolar. Abajo he listado las que yo considero que son las claves de la creatividad. Por completitud, repito también los puntos en los que coincido con lo antes expuesto. En todo español hay un entrenador de fútbol y en todo bloguero hay un ministro de educación:

  1. Hay que desconfiar de los que dicen que su objetivo principal es fomentar la creatividad y el sentido crítico: harán lo mismo de siempre, pero con mucha menos gracia.
  2. No hay que agobiarse. No se puede ser creativo todo el santo día.
  3. Para llegar a tener un pensamiento original hay que pensar algo; es necesario, pues, saber pensar y saber algo.
  4. El humor es bueno. El humor es, en sí mismo, la manifestación de un pensamiento original. Es más, el sentido del humor es signo de inteligencia. Eso de que los superdotados no gozan de mucho sentido del humor es, creo, un mito. Que a alguien no le haga gracia que un señor se vista de mujer y grite, no significa que no tenga sentido del humor.
  5. No es bueno que toda actividad sea dirigida. Por el contrario, hay que permitir y fomentar la actividad espontánea, libre de aceptar o rechazar, que permite descubrir aspectos desconocidos de la propia subjetividad, sostenida en la ficción, y separada del orden de lo útil, o, como decíamos cuando todavía había pesetas, el juego.
  6. La creatividad requiere capacidad para concentrar la atención y mantenerla fija en un punto durante largo tiempo. Una mente dispersa raramente podrá ser creativa. Pasar demasiado tiempo con la cabeza delante de la pantalla de un ordenador no ayuda.
  7. Los mundos imaginarios creados por otros y ofrecidos como merchandising no son imaginarios. No al menos para el que los recibe. Pasar demasiado tiempo con la cabeza delante de la pantalla de un televisor no ayuda.
  8. La creación, de lo que sea, requiere de un entorno tranquilo y agradable. Los colleges de Oxford están rodeados de jardines mientras mi facultad estaba al lado de una autopista. Ahí dejo el dato.

Entradas relacionadas:

Anuncios

6 Respuestas a “Las claves de la creatividad

  1. Google Israel parece compartir tus criterios sobre creatividad:
    http://www.marketingdirecto.com/actualidad/tendencias/la-nueva-oficina-de-google-en-tel-aviv-es-el-sueno-de-todo-empleado/?_sm_au_=iVVJPPWHLnr665LM

    La serie Big Bang Theory muestra a varios superdotados con un gran sentido del humor.

  2. HAce tiempo Arcadi ESpada recomendó los 10 consejos que da Jonah Lehrer del The Wall Street Journal sobre el pensamiento creativo.

    Pueden encontrarse aquí
    http://www.lanacion.com.ar/1455839-como-ser-creativo

  3. Me ha gustado mucho esta entrada.
    Algunas veces he pensado en las ventajas infravaloradas de los márgenes, los flecos de ineficiencia, las holguras de los sistemas.
    Este sería uno de los asuntos en que esto viene al caso.
    Por ejemplo, una “ideología” escolar como la nuestra valora de boquilla la creatividad, pero ¿qué significa eso en la práctica?
    Normalmente nada, es decir, la tutora te canta las alabanzas de la creatividad en la reunión de padres, mientras tú sabes perfectamente que el ideal que de verdad intenta implementar es que todos coloreen hectáreas de mariquitas, lagartijitas y patitos del cuaderno exactamente a la misma velocidad, y que se estén callados y quietos todo el día. Pero a veces igual significa que sí, se lo cree honradamente, así que a lo mejor llegan las 12.40 y tocan “quince minutos de creatividad” hasta las 12.55: hala, dibujad lo que queráis… Lo cual evidentemente no es precisamente creatividad. Es el mismo ideal estajanovista aplicado a una tarea más, una tarea del mismo tipo que “vamos a sumar durante media hora”.
    La primera vez que pensé estas cosas fue acordándome de los “cambios de hora”. Los cambios de hora han desaparecido en nombre del aprovechamiento intensivo del tiempo, pero gran parte de las cosas más interesantes de mi vida escolar se dijeron o hicieron durante esos cambios de hora oficiosos del horario, marcados con timbres, que duraban desde menos cinco hasta y cinco… espacios marginales perdidos en el limbo del horario.
    Bueno, la segunda vez que pensé lo mismo fue con ocasión de encontrarme en una multinacional all american (citada en el artículo enlazado por loiayirga, por cierto, y cuya propaganda “creativa” no concuerda demasiado con su estilo efectivo) donde la obsesión por la eficiencia llegaba a racanear en luz (solo la que científicamente es imprescindible, ni un watio más) y en ventanas (¡lo que se va por ahí en calefacción!). Con el tiempo no digamos.
    La obsesión por la eficiencia tal que, por aprovechar dos céntimos de luz o de tiempo, se tira por el retrete cualquier posibilidad de encontrarse a gusto, de tener márgenes desaprovechados para mirar por la ventana, de enterarse de algo útil en la máquina de café… es contraproducente. Para la propia eficiencia.
    La creatividad es eso que sucede en los intersticios mientras haces supuestamente otra tarea. Así que deja intersticios en la organización…

  4. Plutarco, se ven muy bonitas las instalaciones de Google en Israel. De todas maneras, tampoco hay que pensar en arquitectura vanguardista y muebles de diseño. Basta con un poco de tranquilidad y buena luz. Aquí todo es muy ruidoso y en general los espacios académicos son muy poco acogedores. Y lo mismo se puede decir de la vivienda. En un piso de 80 m2 con la tele puesta a todas horas, los gritos de los vecinos y sin un espacio propio, es difícil crear nada. Para escribir hace falta una habitación propia, como decía Virginia Wolf. Ya que desgraciadamente acceder a una vivienda digna es muy difícil para mucha gente, al menos deberían cuidarse los espacios comunes, en particular las escuelas, para que todos pudieran gozar de un poco de tranquilidad, que es un derecho que normalmente no se reivindica.

    Es muy interesante el artículo que has enlazado, Loiayirga. Al final las conclusiones de mi humilde blog no son tan diferentes a las del Wall Street Journal 🙂 De todas maneras, veo que han tomado el número de patentes como medida de la creatividad. Y es sensato aunque creo que es diferente concebir una idea original que presentar la patente. Lo digo sobretodo en relación al punto 10. Supongo que en una gran ciudad es más fácil desarrollar una idea (con más oportunidades para que el trabajo en “modo cerrado” cunda) pero no necesariamente concebirla (trabajar en “modo abierto”).

    Aloe, lo de colorear figuras es uno de mis caballos de batalla. No lo escribí explícitamente por no estar siempre con lo mismo, pero vamos, creo que en las escuelas se abusa de eso solo para que los niños no molesten. Uno de mis hermanos, al que todavía le tocó hacer la mili (la hizo en una modalidad en la que ibas los veranos y acababas siendo alférez o algo así), contaba que pasaban horas copiando de libros, simplemente para limitar al máximo el tiempo libre y evitar así que alguien pensara más de la cuenta. Siempre me acuerdo de eso cuando veo a los niños colorear. A parte de esto, creo que los niños de hoy están muy dirigidos, primero en el colegio y después con mil actividades extraescolares. ¡Hasta en los cumpleaños les dicen a qué jugar y cuándo! En definitiva, la vida moderna mata la creatividad… y sin embargo nunca se ha ensalzado tanto como ahora.

  5. Es increible como sumergidos en nuestra rutina, dejamos a un lado el pensamiento lateral, y tendemos a sistematizar casi todas nuestras tareas.

    Creo en lo personal que la creatividad necesita de cierta estimulación, ya que sino se atrofia. En ese sentido las personas podrían por ejemplo proponerse por día o por semana, intentar hacer una de sus tareas cotidianas de manera distinta e innovar si se quiere un poco más.

    La creatividad es una excelente herramienta para la resolución de problemas y estoy de acuerdo en el consejo #6 que dice que requiere de atención y concentración por un tiempo determinado. Es decir, poner foco.

    Trato de vivir en estado creativo. Es decir no todo el tiempo, pero si recordármelo cada día. No es fácil, pero vale la pena intentarlo ya que hasta es divertido.

    Finalmente aprovecho para compartir un artículo que escribimos sobre este tema y que podría ser complementario a este post..

    http://www.glidea.com.ar/blog/10-ideas-para-desarrollar-la-creatividad

  6. Gracias por tu comentario. Estamos en un punto en que hay que luchar por no machacar la creatividad (la capacidad de ser creativo), más que por fomentarla. El otro día escuché a unas madres hablar de las bondades del ‘patio inteligente’, una iniciativa del colegio de sus hijos que consistía en dirigir el juego de los niños en el patio. Fíjate que iniciativa tan terrible: se les niega el juego libre a los niños, quizás lo más básico para su formación. Y todo cuando al mismo tiempo les hacemos llegar a través de la televisión mundos imaginarios antes de haber formado su propia imagen de la realidad. Son malos tiempos para la creatividad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s