Claro como el agua

Futuro trabajador, por ahora con poca disposición de ánimo. Crédito de la foto: Saverio Truglia (de widelec.org)

Futuro trabajador, aún no consciente de su rol. Crédito: Saverio Truglia (widelec.org)

Veo en un documental que cierta institución de la Iglesia Católica, con presencia en muchos países del mundo, ha construido una escuela en uno de los barrios más pobres de Santiago de Chile. Un importante empresario chileno, y miembro de esa institución, ayuda financieramente a la escuela. En el documental cuenta por qué lo hace. Estas son sus razones, que transcribo literalmente:

¿Qué interés busca un empresario cuando ayuda [a la escuela]? En primer lugar tener trabajadores que estén mejor dispuestos, con mejor disposición de ánimo, con una comprensión mayor de lo que es la sociedad. Y en segundo término que ellos contribuyan a la armonía social. O sea, cuando uno tiene trabajadores que no están conscientes de su rol como personas, como ciudadanos, evidentemente va a crear gente que no está consciente, conforme, y eso trae como consecuencia un mayor nivel de conflictivilidad [sic].

Creo que sus palabras son autoexplicativas.

Entradas relacionadas:

Anuncios

2 Respuestas a “Claro como el agua

  1. Como las aguas puras del prístino manantial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s