Más que dos mil palabras

Créditos: epoty.org

Créditos: Altaf Qadri

Anuncios

9 Respuestas a “Más que dos mil palabras

  1. La primera foto me parece muy emocionante, Cristina. La segunda, también, pero hay en la primera algo especialmente conmovedor: ese afán tan digno de la madre para que su niña esté bien pulcra en ese entorno de pobreza.

  2. La primera foto es la dignidad hecha imagen. Sí, supongo que es eso lo que conmueve. Gracias por comentar, Nicolás.

  3. Yo no sabría decir cuál me emociona más. En la segunda me llevé una enorme sorpresa porque solo descubrí lo que había en ella cuando la amplié. Es verdad, mucho más que miles de palabras.

  4. Desde luego una escuela es lo último que uno espera encontrar debajo del puente de una autopista. Un saludo, Emilio.

  5. Las dos llegan a lo más profundo. Esta tarde se las he impreso a una profesora que está dando clase en Sapporo. La educación es sagrada por estos lares.

  6. Me han encantado las fotos, en especial la segunda. Muestra lo importante que es la educación y la labor que hacen muchos por enseñar aún en las condiciones mas adversas.
    Me vino a la memoria la película “La pizarra” que narra la vida de unos profesores itinerantes entre Iran e Irak que van con la pizarra a cuesta en busca de alumnos (la película no me parecio muy buena, pero si el pensar en la dificultad para acceder a la enseñanza en muchos lugares, cuando aqui la vemos como algo tan facil y muchas veces no le damos valor e importancia)

  7. Plutarco, tiene gracia la cosa de internet: de aquí a Japón en un momentillo 🙂 Me parace muy interesante la cultura japonesa. Y sí, supongo que se toman más en serio la cosa educativa que aquí. Un saludo.

    José Raúl, recuerdo que esa película la proyectaban en no sé qué autobús yendo a no sé dónde… pero la grabación estaba mal y se repetía la primera escena una y otra vez. Pero, con todo, me quedé con ganas de verla. Gracias por tu visita.

  8. ¿Dónde estás, Cristina? ¡¡Se te echa de menos en la blogosfera!!

  9. Muchas gracias por tu interés, Nicolás. Ya he vuelto. Podría decir, como Philip Roth, que me había quedado sin nada que contar, pero en realidad, mi ausencia se ha debido sólo a un cúmulo de pequeñas cosas, ninguna muy importante por sí misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s