¿Se deben enseñar matemáticas en la escuela?

(Vía “Algo más que números“)

Una vez recuperada del desmayo, me he enterado de que el vídeo es una parodia. La broma surgió a raíz de otro vídeo – este sí auténtico – donde un grupo de misses de Estados Unidos opinan sobre si la Teoría de la Evolución debe ser objeto de estudio en las escuelas. El vídeo verdadero también provoca algún que otro desmayo, aviso.

Aparte de la observación obvia sobre lo atrevida que es la ignorancia, hago las siguientes reflexiones: (1) que las opiniones de las misses deben de ser bastante comunes también entre la población general, visto que no se conoce ninguna correlación entre la belleza y la falta de neuronas y/o de información; (2) que, con todo, Estados Unidos es quizás la mayor potencia mundial en ciencia, de donde se deduce que su modelo educativo es bueno para unas cosas pero muy malo para otras; y (3) que lo que opinen o dejen de opinar las reinas de la belleza sobre cualquier tema debería ser irrelevante: se las elige por ser guapas, no listas. Juzgarlas por sus opiniones o conocimientos sería tan injusto como evaluar a una ingeniera por lo guapa que es. Cada uno con lo suyo.

Entradas relacionadas:

Anuncios

9 Respuestas a “¿Se deben enseñar matemáticas en la escuela?

  1. Suena a constructivismo, ¿no?

  2. La idea que tengo es que la educación en USA es buena para desarrollar muchísimo las mejores inteligencias y pedirle muy poco a gran parte de la población.

    Es divertido el video. Y además sirve para practicar inglés.
    Entender inglés es mi “Aquilles heel”. El video de las mises auténticas no lo entiendo.

  3. Plutarco, se podría decir que la idea de que todo es opinable y que somos libres de ‘elegir’ lo que debemos aprender, es así como constructivista, sí. Las misses exhiben una especie de ignorancia arrogante muy curiosa.

    Loiayirga, cierto, yo también tengo entendido que no hay complejos a la hora de seleccionar y promover a los mejores. Esto es bueno, aunque no debería implicar el sacrificio del grueso de la población. También es verdad que en sus universidades reclutan a los mejores de todo el mundo y eso se nota.

    He cambiado el enlace para poner el vídeo de las misses auténticas subtitulado.

  4. No comparto tu alivio, Cristina. En cuanto se carguen los contenidos del sistema híbrido en el que nos movemos y padecemos y dejen solamente la competencia matemática, verás cómo dejaremos de enseñar Matemáticas, por lo menos más allá de saber dar las vueltas en la tienda a los 16 años.

  5. Hombre, Coquejj, mi alivio es que por ahora nadie dice que las matemáticas son una ‘creencia’. otra cosa es que se empobrezca el curriculum de matemáticas. Al final nos quedaremos con lo peor de los dos mundos: unos mínimos esqueléticos para todos junto con la incapacidad para detectar y promover los elementos más brillantes del sistema.

  6. Claro que comparto tu opinión sobre ese tema, Cristina, faltaría más. Pero el problema está en la “creencia” de los carcamales (cuanta más ignorancia acerca de TIC e idiomas, mayor es la idiotez y el embelesamiento que les profesan, esta es mi principal “teima”) que dominan la elaboración de los currículos de que todo lo que está fuera de la zona de desarrollo de los alumnos debe ser mutilado. Acabaremos explicando cómo incrustar imágenes en tumblr y cómo redimensionar las fotos del tuenti, paralelamente obviando los bloques de Análisis y Álgebra, todo lo que no sea mera Aritmética.

  7. El enfoque que se le están dando a las matemáticas y la ciencia y en general lo que está sucediendo en la enseñanza está siendo muy influido por cuestiones de género que no son explícitas, pero que finalmente se acaban haciendo manifiestas.

    Mientras no se modifique el actual enfoque de género en la enseñanza el tratamiento de las matemáticas seguirá siendo el que es, es decir, evitarlas al máximo.

    El anumerismo como fenómeno que afecta no solo a gente con poca formación sino también a cada vez más personas con estudios superiores no es casualidad que esté alcanzando cotas alarmantes.

  8. Compartimos teima, Coquejj, a mí también me preocupa que el deslumbramiento por las TIC nos lleve a olvidar contenidos básicos de ciencia. Si algo tengo claro es que para enseñar no hay receta y hay que adaptarse continuamente a cada situación y a cada momento. Si un recurso funciona – ya sean TIC, libros o pajaritas de papel – bienvenido sea, pero de ahí a considerar el manejo de un determinado dispositivo digital como un contenido en sí mismo va un trecho. Explicar a poner una palabra clave en google y cortar y pegar una foto es como explicar que para borrar el lápiz hay que frotar suavemente la goma sobre el papel: algo a lo que dedicar quizás cinco minutos.

    Emilio, conozco tu preocupación por los temas de género pero en este caso, francamente, creo que el enfoque que se está dando a las matemáticas en particular y a la ciencia en general tiene más que ver con cuestiones históricas que de género. Mira si no quiénes son considerados intelectuales en España: ni un sólo científico. Es más, el único divulgador de la ciencia más o menos popular es Eduardo Punset, que ni tiene formación científica ni sabe muy bien de lo que habla. Y no sé si recuerdas el famoso artículo de Almudena Grandes (que sea una mujer es irrelevante), un claro ejemplo de que se puede ser ‘anumérico’ (o analfabeto para los números) y seguir siendo considerado intelectual.

  9. No sé qué quieres decir con histórico, pero si te refieres a nuestra tradición es verdad que no es muy de ciencias y matemáticas, pero también es cierto que el nivel escolar en esta materia no hace más que caer desde la entrada en vigor de la LOGSE.

    Hoy hay montón de universitarios con el nivel de matemáticas de la ESO y no sé si sabes que desde el propio MInisterio le recordaron al coordinador del manual de Ciencias para el mundo contemporáneo, que no podía haber ni una fórmula, ni una ecuación, vamos que el manual fuese de divulgación.

    Y me supongo que habrás leído lo que al respecto viene publicando Pseudópodo. Me preocupan los temas de género pero no me invento nada, el Ministerio era conocedor de los resultados PISA en esta materia pero no hubo manera de convencerlo de que aumentase su dotación horaria 1 hora semanal, haciéndola diaria. Son demasiadas coincidencias ¿no te parece?

    Lo que es verdad es que los temas de género no son tan transparentes como quizá hiciera falta para saber a qué atenernos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s