Orientaciones de PISA para Canarias (I): los hechos

A continuación hago un resumen de los resultados del informe ‘Orientaciones de PISA para Canarias’, elaborado por un equipo de la OCDE por encargo del Gobierno de Canarias, para analizar el motivo de las bajas calificaciones del alumnado canario en el informe PISA de 2009 y sugerir acciones para la mejora de la educación en esta comunidad. Fue presentado el pasado 12 de marzo y su lectura es tan interesante como deprimente. Se puede leer completo aquí (gracias, Emilio). En una segunda entrada resumiré las recomendaciones que los autores hacen sobre este estudio.

El Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés) de la OCDE es un estudio trianual de conocimientos y habilidades realizado entre alumnos de 15 años, diseñado para hacer comparativas válidas entre los diferentes países que participan en el programa. El último estudio PISA es del año 2009. Estos son los datos que se han analizado.

Resultados:

En España, el área principal examinada, la lectura, obtuvo una puntuación media de 481, lo que se sitúa notablemente por debajo de la media de la OCDE, de 493. Los estudiantes canarios obtuvieron una puntuación media en lectura de 448. Es decir, 45 puntos por debajo de la media de la OCDE y 33 puntos por debajo a la media española. Dado que 39 puntos equivalen a un año de escolarización, el alumno medio de 15 años presenta un retraso de más de un año con respecto a su equivalente en los países de rendimiento medio y de casi un año con respecto al estudiante español medio. Solo los estudiantes de Ceuta y Melilla obtuvieron peores puntuaciones en lectura. A nivel internacional, el rendimiento en lectura de las Islas Canarias es similar al de Chile, que quedó en el número 33 de los 34 miembros de la OCDE, aunque por encima de Bulgaria y Rumania, miembros de la UE.

En matemáticas, la media de la OCDE fue de 496. La media de España volvió a ser significativamente inferior, 483. Los estudiantes canarios obtuvieron 435 puntos, 61 puntos por debajo de la media de la OCDE y 38 puntos por debajo del rendimiento medio español. Por tanto, el quinceañero medio canario presenta un retraso de un año y medio en su escolarización con respecto a sus compañeros de los países de rendimiento medio de la OCDE y de la UE como Francia, la República Eslovaca, Austria, Polonia, Suecia, la República Checa y el Reino Unido, y más de un ano de retraso con respecto al alumno espanol medio. Dentro de España, solo los estudiantes de Ceuta y Melilla obtuvieron una peor puntuación (417).

En ciencias, la media de la OCDE fue de 501. La media de España fue significativamente inferior, 488. Los estudiantes canarios obtuvieron 452 puntos en ciencias, lo que implica 49 puntos (más de un año de escolarización) por detrás de la media de la OCDE y 36 puntos (casi un año de escolarización) por detrás de la media española. De nuevo, dentro de España, sólo los estudiantes de Ceuta y Melilla obtuvieron una puntuación inferior (416). A nivel internacional, el rendimiento en ciencias de las Islas Canarias se sitúa entre los de Turquía (454) y Chile (447), pero por encima de las puntuaciones de Serbia, Bulgaria y Rumania.

Puntuación media en lectura, matemáticas y ciencia por comunidad autónoma y su rango superior e inferior posible (la imagen se amplía pinchando sobre ella).

Sumando las tres materias, los resultados de los estudiantes canarios fueron los segundos peores de las 15 comunidades autónomas españolas que participaban en PISA, aunque considerablemente mejores que los de los peores clasificados, Ceuta y Melilla. Castilla y León, que obtuvo el mejor rendimiento general de España, puntuó por encima de la media de la OCDE en las tres áreas de
conocimiento, al igual que Aragón, La Rioja, Madrid y Navarra.

Niveles de rendimiento:

Los niveles de rendimiento de cada sujeto se definen para describir las competencias y habilidades de los estudiantes en cada nivel. Las puntuaciones de los alumnos en ciencia y matemáticas se agruparon en siete niveles de rendimiento, correspondiendo el Nivel 6 a las mayores puntuaciones y el nivel menor que 1 a las más bajas. En lectura hay un nivel de rendimiento adicional:
El Nivel 1 está dividido en Nivel 1a (superior) y Nivel 1b (inferior), por lo que el nivel más bajo es el Nivel menor que 1b. Se establece el Nivel 2 como nivel base para todas las materias. Las bajas puntuaciones medias de los estudiantes canarios en las tres materias se deben principalmente a la elevada proporción de
estudiantes que no alcanzan el Nivel 2, el nivel base de rendimiento. En las Islas Canarias, el 33% de los estudiantes rindieron por debajo del Nivel 2 en lectura, comparado con el 20% en España, 19% en la OCDE y 13% en Madrid y Castilla-León. El porcentaje de estudiantes canarios que rindieron por debajo del Nivel 2 en ciencias fue del 32%. En matemáticas fue aún mayor, del 43%. El archipiélago canario tampoco puede darse por satisfecho con el rendimiento de su alumnado en el extremo superior de la escala de rendimiento de PISA. En lectura, la proporción de estudiantes canarios de alto rendimiento (en los Niveles 5 o 6) fue inferior al 2%. Fue inferior a la proporción española (3%) y considerablemente menor que en el conjunto de la OCDE (8%). En matemáticas, las Islas Canarias tuvieron la menor proporción de estudiantes de Niveles 5 y 6 de todas las CC. AA. españolas, el 1%, contrastando con el 14-15% de estudiantes de Castilla-León, La Rioja y Aragón que alcanzaron dichos niveles. En ciencias,
la proporción de estudiantes de alto rendimiento en Canarias es sólo del 2%, otras CC. AA., como Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla-León, Galicia, La Rioja, Madrid y Navarra, superaron el 5%. Y sólo aproximadamente el 10% de los lectores de alto rendimiento en Canarias lo fueron también en las otras dos materias, una pequeña proporción si la comparamos con el resto de
CC. AA. participantes.

Porcentaje de estudiantes con nivel de rendimiento en lectura inferior al Nivel 2 y de Nivel 5 o superior (la imagen se amplía pinchando sobre ella).

Diferencias por sexo:

En todos los países y regiones participantes, las chicas superaron a los chicos en lectura. Esto también se dio en Canarias, en PISA 2009 las chicas superaron a los chicos por 25 puntos. Sin embargo, esta diferencia entre géneros a favor de las chicas fue inferior a las medias para España (29 puntos) y de la OCDE en su conjunto (39 puntos). Por el contrario, en la mayoría de países, los chicos superaron a las chicas en matemáticas. La diferencia promedio por sexos en la
OCDE fue de 12 puntos a favor de los chicos. Dicha diferencia fue mayor en Canarias, de 17 puntos, aunque en línea con el resto del país, donde la diferencia media por sexos fue de 19 puntos. En ciencias no se produjo una diferencia significativa entre sexos en la OCDE, pero en España los chicos superaron a las chicas una media de 7 puntos. En las Islas Canarias los chicos superaron a las chicas por 15 puntos. Esto puede indicar que la enseñanza secundaria en Canarias tal vez sea menos eficaz para las chicas que para los chicos en matemáticas y ciencia.

Nivel socioeconómico:

El entorno socioeconómico de los estudiantes se recoge en el Índice PISA de estatus social, económico y cultural. Este índice se calcula teniendo en cuenta la formación y empleo de los padres y una serie de recursos domésticos. El índice ha sido estandarizado para que tenga un valor promedio de cero y una desviación estándar de uno en los países de la OCDE. El estatus socioeconómico medio de los estudiantes canarios es bajo. El estatus socioeconómico medio de los participantes de PISA 2009 fue de -0.62, el más bajo de todas las CC. AA. españolas participantes. Un 39% de los estudiantes de Canarias procede de un nivel socioeconómico bajo, en comparación con el 29% de España o el 15% de la OCDE. Menos del 5% de los padres de los estudiantes evaluados por PISA se encuadra en el grupo profesional de mayor rango y menos de un cuarto de los padres finalizó la educación terciaria.  Una vez ajustados estadísticamente los resultados de PISA para compensar las diferencias de estatus socioeconómico, la puntuación media de lectura de los estudiantes canarios subió de los 448 a los 467 puntos, aunque sigue estando considerablemente por debajo del rendimiento medio en España y en la OCDE.

Comparación entre centros públicos y privados:

De promedio, los centros privados superaron a los públicos por 59 puntos en lectura, 44 puntos en matemáticas y 57 puntos en ciencias. Aunque los centros privados de Canarias (en PISA 2009 solo participaron centros concertados) se sitúan por debajo de la media de los centros privados espanoles en todas las materias, están más cerca de las cifras españolas que las cifras de los centros públicos en todas las materias; en lectura y ciencias las diferencias entre los centros privados de Canarias y de Espana son relativamente pequeñas. Tanto en los centros públicos como en los privados, la materia con peores resultados fue las matemáticas, donde se obtuvo una gran divergencia entre la puntuación de media de Canarias y las de España y la OCDE. Sin embargo, una vez realizados ajustes considerando las características socioeconómicas de los alumnos y los centros según los estándares de PISA, los centros públicos de Canarias tienen un mejor rendimiento que los privados.

Alumnos inmigrantes:

Las fuentes estadísticas de las Islas Canarias muestran que alrededor del 50% de los alumnos de nacionalidad extranjera en las islas proviene de países hispanohablantes de Sudamérica, aproximadamente un tercio de países de la Unión Europea y el 12% del continente africano. PISA 2009 no detectó una diferencia estadísticamente significativa entre el rendimiento de los estudiantes nativos y los inmigrantes. El nivel de integración de alumnos inmigrantes en los centros parece ser relativamente elevado. El 20% de los alumnos acudían a centros donde el porcentaje de alumnos de origen inmigrante superaba el 25%. Sólo las Islas Baleares y Madrid presentan porcentajes superiores.

Entradas relacionadas:

Anuncios

11 Respuestas a “Orientaciones de PISA para Canarias (I): los hechos

  1. Hace unas semanas leí que un miembro finés del panel PISA se sorprendía de las diferencias que existen entre los resultados de los colegios públicos y privados/concertados en España. En los países nórdicos, señalaba, esa diferencia no es tan acusada. En este post indicas: “Sin embargo, una vez realizados ajustes considerando las características socioeconómicas de los alumnos y los centros según los estándares de PISA, los centros públicos de Canarias tienen un mejor rendimiento que los privados”.. ¿Podrías precisar en que consisten esos ajustes?.

  2. Plutarco, yo me imagino que se hace pesando de alguna manera las puntuaciones con el ISEC (índice PISA de estatus social, económico y cultural), que mide cosas como el nivel económico, los estudios de
    los padres, los libros que tienen, sus hábitos de ocio y cosas así. En los
    colegios públicos el ISEC es menor y habría que corregir las puntuaciones obtenidas teniendo en cuenta este dato. Pero desconozco los detalles técnicos. De hecho, me estaba preguntando si no estaría subestimado. Hay un post muy interesante sobre la influencia de los factores sociológicos en el rendimiento escolar en el blog de J.M. Lacasa.

  3. Hola, Cristina: se me pasó este comentario y he llegado a él por la referencia. La detracción del ISEC se consigue, técnicamente, introduciendo en una regresión lineal múltiple el ISEC del alumno y una dicotómica indicando titularidad como variables independientes, con el rendimiento como dependiente. Además, se puede introducir en la ecuación también el ISEC medio del centro. No sé si así he aclarado algo o lo he liado más, pero así es técnicamente.
    Pero esto tiene diversos problemas: primero, la fuerza de la relación es muy débil (en Canarias, apenas un 9% o, dicho de otra manera, R2=0.092), lo que significa que más del 90% de la variación del rendimiento se explica por otras causas distintas al ISEC; segundo, es harto dudoso que si se intercambiaran los alumnos, los resultados se invirtieran; tercero, la introducción del ISEC medio del centro en la ecuación tiene problemas metodológicos y conceptuales graves, lo que invalida sus resultados (por mucho que lo diga la OCDE).
    Mucha información en este párrafo, me parece. Además, la influencia del ISEC sobre el rendimiento en PISA creo que está sobreestimada: es la conclusión de un paper que estoy escribiendo, ya veremos si tengo razón.

  4. Muchas gracias por tu aclaración, José Manuel. El nivel socioeconómico es difícil de cuantificar pero así, a pie de escuela, yo diría que hay cierta correlación entre bajo rendimiento y mala situación familiar. Al menos en los casos extremos, que ya no son tan marginales. Si el ISEC no influye demasiado, ¿cuál es en tu opinión el factor que más pesa para explicar los malos resultados de PISA en Canarias?

  5. En Canarias y en Pekín, lo que más influye es la famosa tríada del alumno: inteligencia, esfuerzo y motivación. En segundo lugar, la calidad del centro. En tercer lugar, los factores de índole socioeconómica. El sistema educativo y su gestión tienen una influencia general y difícilmente cuantificable, pero la tienen. Luego, el dinero y otras cuestiones menores.

    Para el caso canario: no es probable que la inteligencia sea menor en los niños canarios que los del resto de España, y el esfuerzo y la motivación, si son menores, dependerá en buena parte de los factores que paso a describir a continuación (sí, todo está relacionado). Parece evidente que en Canarias el nivel socioeconómico es algo inferior al del resto de España, pero esto sólo justifica veintitantos puntos de la brecha.

    Nos queda, por tanto, sistema educativo y gestión del mismo: en Canarias hay la mitad de alumnos escolarizados en centros buenos que en el resto de España, y el doble en centros malos. ¿Por qué? Evidentemente, pésima gestión (no de ahora, desde hace años). Y eso que en España los centros buenos no abundan, precisamente.

    Una vuelta más: ¿alguien exige -en canarias, en España- que los centros sean buenos, o que al menos no sean malos? ¿o lo que se exige es que gasten sin ton ni son? Gastar hemos gastado, y mucho, pero la inteligencia guiando el gasto ha brillado por su ausencia.

  6. Mi percepción es que el nivel socioeconómico influye mucho. Lo que es verdad es que no se debe tomar como excusa porque si influye es precisamente porque el sistema no funciona como debiera. Para mí es un parámetro que quizás indique por qué en Canarias la situación es peor pero no por qué es mala. En cualquier caso, no se puede esperar cambiar la sociedad para que cambie la escuela así que hay que buscar otras razones sobre las que sí podamos influir.
    Hablas de centros buenos y malos y, claro, obviamente un centro donde los alumnos no aprenden es malo. Pero hay que ver por qué es malo. Y yo no sé francamente si la gestión pesa tanto. Al final, los que enseñan son los maestros y creo que son ellos los que hacen bueno a un centro. El otro día encontré este artículo del año 2007 donde se dice que más del 80% de los aprobados en las oposiciones a maestro de ese año eran interinos. Lamentablemente la gráfica que muestran no se puede ampliar pero parece que en Canarias consiguió plaza más de ese 80% mientras que Castilla León (con resultados excelentes en PISA) ese porcentaje fue el menor. También se habla de que las oposiciones en Canarias estaban amañadas, por decirlo rápido. Quizás los tiros vayan por ahí. Claro, que entonces tengo que darte la razón, porque esto también es gestión.

  7. Me atrevo a contestar los dos comentarios previos:
    La explicación que aporta José M. Lacasa lleva de algún modo a retrasar la explicación una generación: no creemos que la causa del bajo nivel educativo esté encerrada en los propios alumnos canarios, tampoco que sea el ISEC, pero son las generaciones de adultos las que llevaron a este sistema deficitario actual. ¿Por qué? Además, ¿qué son los centros malos? Imagino una respuesta en función de la eficiencia, y esta definida en términos de titulación o incluso calificaciones (creo que no hay datos sobre impacto de los profesores en España)
    Y Cristina, sobre lo de los interinos, dos cosas. Tu argumento funcionaría si no concurriesen dos hechos: por un lado, que los interinos ya estaban dando clase, por lo que su impacto seguiría existiendo aprobando o no. Y por otro, que nada garantiza que las oposiciones en España (en la transitoria, pero tampoco con el método anterior con parte práctica) clasifiquen a los opositores con arreglo a sus capacidades docentes/pedagógicas, o lo que sea que lleve a ser mejor profesor, si alguien sabe qué es.
    Por último, vaticino que en un par de años tendremos clasificaciones de centros elaboradas simplemente en función de exámenes estandarizados. El día que esto llegue me olvidaré de explicar mi materia, pues la comprensión será un obstáculo para el éxito en los tests.
    Por último os dejo un documento de evaluación de profesores que he encontrado en un blog de un profesor de Matemáticas de New York. Si tenéis tiempo podéis descifrarlo:
    New Haven Teacher Evaluation Forms

  8. Coquejj, cierto que los interinos ya estaban dando clase pero a la larga, según vayan siendo los resultados de las sucesivas oposiciones, habrá un porcentaje mayor o menor de profesores que comenzaron como interinos. Esto en si mismo no tendría por qué ser malo, lo que pasa es que par adaptar las oposiciones a los interinos, ahora lo que se valora por encima de todo es ser un buen burócrata. En el caso de Canarias concurre además el hecho de que quizás los procesos de selección del profesorado no sean del todo limpios (en el 2007 no lo fueron por lo menos). De cualquier modo, tampoco sé si esto explica el bajo rendimiento de los escolares canarios. Lo que es obvio es que la formación de los profesores debería ser la mejor posible pero tampoco tengo una receta para identificar quién va a ser un buen profesor y quién no. Desde luego, con el sudoku formulario que has mostrado dudo que se llegue a determinar.

  9. Yo pensaba que un buen maestro de una materia es aquel que hace que los alumnos de su clase alcancen un buen dominio de la materia que enseña. ¿O debemos evaluarlo todo en base a los “valores” que se trasmite en, por ejemplo, la clase de matemáticas?. Por otra parte, totalmente de acuerdo con las reservas de Cristina sobre el proceso de selección de los interinos.

  10. Que no, Plutarco, que no te enteras. Que un buen maestro no debe saber nada sobre la materia que enseña, sino ser un mediador que trasmite valores 🙂

  11. Afortunadamente, los maestros que han tenido mis hijos les han ayudado sobremanera a comprender las materias, al mismo tiempo que les han inculcado valores como el esfuerzo, la constancia, la amistad, la solidaridad…sin haberles traumatizado en exceso. :). Y tampoco les ha parecido mal que en casa les ayudáramos en el estudio, comportamiento que para un número creciente de asociaciones de padres crea “desigualdades”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s