Una propuesta para Educación para la Ciudadanía

Uno de los grandes problemas que tenemos en España es que no sabemos debatir. Quien tenga la costumbre de seguir los comentarios de los periódicos digitales o los foros más populares de internet, sin duda habrá notado  como la cosa enseguida degenera a una suerte de punchinbol dialéctico entre dos posiciones preestablecidas, que nada tiene que ver con un auténtico debate. Lo normal es posicionarse en un bando (‘facha’ o ‘progre’, por ejemplo) y adoptar acríticamente el ideario completo del bando en cuestión. La técnica tiene dos ventajas fundamentales: no es necesario pensar,  pero al mismo tiempo permite a los interlocutores opinar sobre asuntos que ignoran por completo (¿para qué estarse callado pudiendo hablar?). Si se trata el tema de la  energía nuclear, pues ahí están unos y otros sentando cátedra sin conocer siquiera los rudimentos básicos de la física atómica. Así las cosas, pocos tienen interés en aprender de los conocimientos ajenos. La disensión, dentro de cada facción de opinión, es vista como afrenta personal, como una traición a ‘los nuestros’, y no como un ejercicio intelectual. Pero expresar con vehemencia una opinión razonada – ya sea con mucho o poco acierto – no tiene por qué suponer tener ánimo belicoso o agresivo, ni mucho menos ser inmodesto, como me dijo un profesor a propósito de este blog. Con frecuencia las discrepancias se llevan al terreno personal y eso es un error. Así, al final, las decisiones se suelen tomar por motivos emocionales más que racionales, algo especialmente grave en una sociedad democrática donde las elecciones individuales tienen consecuencias en la vida de todos. Tanto es así, que los políticos ya prácticamente no se molestan en debatir. ¿Para qué?

Club de debate de la Universidad de Washington en 1885. Imagen extraída de content.lib.washington.edu (créditos en la foto).

Por todo esto, creo que sería conveniente introducir en los curriculum escolares una asignatura de debate, al estilo de esos clubs que vemos en las películas americanas. Como ya los niños están sobrecargados de materias, una buena opción podría ser sustituir la Educación para la Ciudadanía, que tanto pseudodebate estéril ha suscitado – de hecho, lo ocurrido con esta asignatura es un buen ejemplo de confrontación irracional -, por clases de debate.  Así creo que sí se fomentaría realmente el sentido crítico (eso que a ciertos pedagogos les gusta tanto y que tan poco practican). De hecho, una buena discusión – que no pelea – precisa de una formación sólida en contenidos y en estrategias de razonamiento. Argumentar bien requiere transformar la información en auténtico conocimiento relacionándolo con lo que uno ya conoce y con lo que observa, para tratar así de entender y explicar la realidad. O sea, requiere que el aprendizaje sea significativo. Un buen debate nos obliga también a pensar, a ordenar las ideas y por supuesto a expresarnos correctamente. En cuanto a contenidos “actitudinales” –  un término que creo que ya pasó de moda aunque no estoy muy segura – está claro que el sano desacuerdo ayuda a respetar al interlocutor, y no solo sus opiniones, escuchando y guardando ordenadamente los turnos de palabra. Estos dos últimos puntos deberían ya venir de casa – como lo de no hablar con la boca llena – pero no es así. Obviamente, con los más pequeños no se puede plantear un debate complejo pero sí realizar actividades que los ayuden a hablar pausadamente sin atropellarse, a no interrumpir y, en definitiva, a dar  valor a la palabra. Como dijo Gorgias, “la palabra es un poderoso soberano, que con un pequeñísimo y muy invisible cuerpo realiza empresas absolutamente divinas.

Entradas relacionadas:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s