A gritos

Ya he empezado las prácticas. La escuela, en una zona rural, es pequeña y los alumnos no parecen muy conflictivos. A mí me ha tocado una clase de Primero de Primaria. Al ser prácticas, pensaba que tendría que pasar por diferentes niveles pero no es así: parece que hay maestros que piden estudiantes para tener un ayudante gratis y generalmente voluntarioso, por aquello de que su calificación va a depender en última instancia de aquellos. Todo se desvirtúa en este país. En fin. Pero lo que me preocupa no es eso, sino la maestra que me ha tocado como tutora. Se trata de una persona hosca y áspera a la que solo he oído hablar a gritos con los niños. No los insulta, y evidentemente no les pega, pero ejerce muchísima violencia sobre ellos. Para explicar: gritos; para señalar las tareas: gritos; para responder a las preguntas de los críos: más gritos, con frecuencia  acompañados de comentarios sarcásticos y crueles. Cuando se equivocan los suele ridiculizar y, por supuesto, dirime los pequeños  conflictos a gritos para escarnio público de los infractores. Y no hablo de enfados puntuales, no. Se trata de su manera habitual de comportarse con los más pequeños.  Con todo, los niños son bastante tranquilos aunque se disparatan de vez en cuando pese a los gritos… o quizás a causa de ellos. Yo debo estar ahí, circulando entre las mesas y procurando ayudar a los que tienen más problemas, pero es realmente difícil trabajar en esas condiciones. Y es que, si con berridos de fondo a mí me cuesta horrores concentrarme para explicar cosas muy sencillas, no quiero ni imaginar a un niño de seis años que acaba de aprender a escribir y que tiene que poner toda su energía mental en ello. Lo peor es que no creo que pueda hacer nada. A los niños intento hablarles suavemente pero al mismo tiempo tiene que parecer que apoyo a su maestra (no creo que jugar al poli bueno – poli malo sea educativo), mientras que sacar el tema en privado podría ser un suicidio académico. Al fin y al cabo, ella es funcionaria con no sé cuántos puntos (es prácticamente lo único que me ha dicho – afortunadamente usando un tono de voz razonable) y yo una simple estudiante en prácticas. Me duele muchísimo escribir esto. Desde que empecé la carrera he sido hipercrítica con todo, he tenido problemas con algún que otro profesor  y me he ganado fama de arrogante, molesta, listilla y no sé qué más. Sabía que con las prácticas por la mañana y el trabajo por las tardes iba a ser duro pero tenía la esperanza de que al llegar a la escuela todo iría mejor. Sin sobrestimarla, sé que la experiencia es un grado y pensaba que al pie del cañón, algo más lejos del fragor de las  teorías pedagógicas, todo sería más auténtico y enriquecedor. Realmente tenía ganas de aprender del día a día pero por ahora solo estoy aprendiendo lo que no se debe hacer. He tenido mala suerte.

Entradas relacionadas:

Anuncios

5 Respuestas a “A gritos

  1. Leyendo tu entrada me he acordado de este video que grabé hace años para un videoblog que quería hacer sobre educación. Al final el asunto solo se quedó en dos o tres entradas que más bien parecían humorísticas que serias (aunque yo aparezca muy serio)
    Son solo dos minutos, podías verlo. Ni siquiera hace falta que lo veas todo. con el primer minuto es suficiente. Lo tenía cerrado al público pero lo he abierto para que tú lo puedas ver.

    A lo mejor después de tres o cuatro días lo vuelvo a cerrar.
    Después y solo después de verlo debes leer el siguiente comentario que voy a hacer.

  2. He dicho solo después de verlo. ¿De verdad que ya lo has visto?

    Revisa las dos primeras lineas de tu post. Hay una falta tonta que le puede pasar a cualquiera. 🙂
    Un saludo cordial desde Salamanca.

  3. Corregida la falta… que no era tan tonta. Un día también puse hazaña sin hache en el blog y no sé si alguien lo llegó a ver. Gracias por decírmelo, hubiera quedado para la posteridad porque a mí se me pasó completamente, qué vergüenza 😳
    No pude ver el vídeo porque es privado (pone) así que he leído el segundo comentario sin verlo… pero ha sido por fuerza mayor.

  4. He puesto el video para que sea público y puedas verlo.
    Espero que te guste.

    En realidad el video era para que no te sintieras tan culpable.

  5. Gracias de nuevo, Loiayirga, ahora por hacerme sentir menos culpable. Es interesante eso que dices en el vídeo de ser humilde e ir con la verdad por delante. Ambas cosas son esenciales para ser un buen profesor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s