Balance 2.0

Como saben los que me han leído, esta bitácora empezó como trabajo de clase. Pues bien, el cuatrimestre ya ha terminado – solo me quedan las prácticas y recuperar una asignatura que suspendí para terminar –  y es hora de hacer  balance sobre el blog.

No tengo más remedio que reconocer que ha sido un fracaso. Un fracaso académico, al menos. Creo que ninguno de mis compañeros llegó jamás a conectarse mientras que a mi profesor, por lo visto, le bastaron un par de minutillos para evaluarlo. Esto último lo digo porque lo he mirado en las estadísticas de visitas y porque él mismo reconoció que no había tenido tiempo de leer todos los trabajos que nos había pedido, pese a que la mayoría se entregaron antes de Navidad. Confieso que este ejercicio de sinceridad por parte del responsable de la asignatura me ha molestado bastante, sobre todo porque si algo repite el profesorado de esta pintoresca institución facultad es que hay que programar, documentar y “contextualizar” absolutamente todo y en todo momento – y todo siguiendo los formatos previamente establecidos por los expertos pedagogos. Pero, ¡ay!, lo que no nos cuentan los tales expertos es que ellos se reservan el derecho a hacer lo contrario de lo que predican y así dejarlo todo para última hora – como hacemos los malos estudiantes – porque para algo son investigadores especialistas de la cosa educativa. No solo es que tenga el ego herido y esté “fishing for compliments” – que también – sino que me da pena que este medio no haya servido para debatir acerca de muchos asuntos relacionados con el tema de la asignatura para la que comencé la bitácora y sobre los que mi parecer difiere bastante de la opinión general. Hasta aquí las lamentaciones: me encanta escribir en el blog e intentaré seguir haciéndolo.

He leído la sentencia contra Baltasar Garzón mientras escribía esta entrada y ahora creo que nada de lo anterior tiene importancia. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Los corruptos quedan impunes mientras se castiga a quien los investiga. El mundo al revés. Y yo ya no sé si esto se arregla con educación.

Entradas relacionadas:

Anuncios

3 Respuestas a “Balance 2.0

  1. No soy compañera tuya de clase, pero SÍ he seguido tu blog con sumo interés y agrado. He ejercido como profesora y sé perfectamente (creo que tú también las sabes) las razones por las que tus compañeros de clase no han entrado. Fíjate, en cambio, que sí lo hemos visitado gente que conocemos el mundo de la enseñanza por dentro. Es por eso que me gustaría mucho que lo mantuvieras vivo.

    Por otra parte, teniendo en cuenta las noticias recientes, lo primero que he pensado de un profesor como el tuyo es que es equiparable a los magistrados del Tribunal Supremo. ¡Ahí es nada! Sé perfectamente lo que cuesta valorar un trabajo que implica la producción de cierta cantidad de texto por parte de un alumno y lo tedioso que es pero, si os ha planteado ese ejercicio, es su obligación revisarlo con el debido detenimiento para poder calificarlo con justicia, no tiene excusa.

  2. Bueno, solo quería decirte que no desfallezcas. Las contradicciones entre los que deben enseñar son habituales. Yo mismo padecí un profesor de didáctica que explicaba cómo motivar a los alumnos de secundaria mientras él pasaba la hora y media sentado con los brazos cruzados largando un speech non-stop, en el que no podías distinguir las frases ni por supuesto las ideas. Y conozco el caso de un psicólogo de empresa que, después de 2 horas parloteando sobre estrategias de marketing y características de las mismas, dijo sin asomo de vergüenza que era importante ser breve. Para ver otro ejemplo de contradicción, observa este vídeo y el último comentario.
    Tengo una curiosidad morbosa por saber cómo desarrollan las asignaturas de iniciación al uso de las nuevas tecnologías. Conozco algunos temarios de universidades de Galicia, pero me gustaría que un día comentases la práctica en el aula, si no es mucho pedir.

  3. Muchas gracias por tu comentario, Aurora. Si te digo la verdad, ahora me arrepiento un poco de haber escrito esta entrada que quizás sea una niñería. Creo que si le di al botón de enviar fue por el momento de ofuscación al leer la sentencia de Garzón. Ya ves tú. Con el blog he aprendido, sigo aprendiendo y he tenido la suerte de confrontar ideas con mucha gente. Esto es lo importante y con esto me quedo.

    Coquejj, tienes toda la razón. ¡Cuántas veces se cumple eso de en casa de herrero, cuchillo de palo! En cuanto a la asignatura, hay una parte teórica un tanto nebulosa sobre la sociedad de la información, los currícula escolares y cosas así además de interaccionar por un aula virtual donde hay foros y se van añadiendo textos, vídeos, enlaces… Después se trata de manejar distintas herramientas web u otras para hacer material educativo digital. Hay cosas interesantes pero quizás hubiera sido mejor plantearla ‘transversalmente’, o sea, aprendiendo usando los medios digitales en otras áreas.

    Un saludo a ambos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s