El Efecto Olegario

Olegario no sólo fue un as del presentimiento, sino que además siempre estuvo muy orgulloso de su poder. A veces se quedaba absorto por un instante, y luego decía: “Mañana va a llover”. Y llovía. Otras veces se rascaba la nuca y anunciaba: “El martes saldrá el 57 a la cabeza”. Y el martes salía el 57 a la cabeza. Entre sus amigos gozaba de una admiración sin límites.

Algunos de ellos recuerdan el más famoso de sus aciertos. Caminaban con él frente a la Universidad, cuando de pronto el aire matutino fue atravesado por el sonido y la furia de los bomberos. Olegario sonrió de modo casi imperceptible, y dijo: “Es posible que mi casa se esté quemando”.

Llamaron un taxi y encargaron al chofer que siguiera de cerca a los bomberos. Éstos tomaron por Rivera, y Olegario dijo: “Es casi seguro que mi casa se esté quemando”. Los amigos guardaron un respetuoso y afable silencio; tanto lo admiraban.

Los bomberos siguieron por Pereyra y la nerviosidad llegó a su colmo. Cuando doblaron por la calle en que vivía Olegario, los amigos se pusieron tiesos de expectativa. Por fin, frente mismo a la llameante casa de Olegario, el carro de bomberos se detuvo y los hombres comenzaron rápida y serenamente los preparativos de rigor. De vez en cuando, desde las ventanas de la planta alta, alguna astilla volaba por los aires.

Con toda parsimonia, Olegario bajó del taxi. Se acomodó el nudo de la corbata, y luego, con un aire de humilde vencedor, se aprestó a recibir las felicitaciones y los abrazos de sus buenos amigos.

Los Bomberos (cuento completo)

Mario Benedetti

Este maravilloso cuentito de Mario Benedetti ilustra muy bien cierto estado de ánimo. ¿Quién no se ha sentido alguna vez como Olegario? Pues bien, la ciencia ha estudiado la conexión entre los sentimientos de Olegario y  los subsistemas cuánticos de su redes neurológicas y ha establecido un patrón de comportamiento universal conocido como Efecto Olegario (“Olegario and the firemen: an approach from the quantum neurology“, E. Punset, 2009)

El llamado Efecto Olegario (EO) consiste en sentir orgullo y satisfacción  (“Christmas Speech” John Charles the First, 2010; and references therein) por haber previsto cierta situación a pesar de que ésta nos es adversa. Mediante el EO, los disgustos por los trances desagradables quedan  minimizados y subordinados al placer intelectual de haber formulado una hipótesis y haberla visto confirmada. Por supuesto, para que el EO sea completo, además de autosatisfacción el sujeto deberá sentir la admiración y el respeto de sus semejantes que, como los amigos de Olegario, experimentarán el EO vicariamente.

El Efecto Olegario, que algunos estudios describen como caso extremo del llamado Síndrome Nosiyasabíayo, fue documentado por primera vez por Edward A. Murphy. Al estudiar los efectos de sus famosas leyes, este investigador registró  episodios de incotenible e inexplicable alegría y orgullo en sujetos que vivían experiencias donde se confirmaba una o varias leyes de Murphy. Sus resultados se recogen en un trabajo pionero de obligada referencia para todos los estudiosos del EO: “The unexpected emergence of happiness and pride in adverse situations: A case of Oligarism?” (E.A. Murphy et al., 1949).

Aunque se han documentados casos de EO en distintos ámbitos, sin que se haya podido establecer un patrón de condiciones previas para su aparación, su ocurrencia en ambientes universitarios es significativa. En particular, el 96% de  una amplia muestra de alumnos que demostraron poseer un profundo conocimiento de las pautas  comportamentales del profesorado, sintieron EO al comprobar que sus resultados académicos eran malos pero cumplían sus expectativas (“Why to write an original essay if the evaluator is unable to distinguish between a good paper and any dodgy material copy-pasted from The Lazy’s Corner?”, X. Student, 2011).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s