Hare Hare, Hare Rama 2.0

Confieso que la idea de que un niño de Primaria pase gran parte de su jornada escolar delante de un ordenador siempre me ha provocado cierto rechazo instintivo. Quizás porque conozco los beneficios de los ordenadores y de Internet (muchísimos) pero también sus inconvenientes: problemas de concentración, lectura fragmentada y acrítica, dificultad para hacer razonamientos profundos… Pero claro, el plan de escuela 2.0 (o plan 1:1 – un ordenador, un niño) está aprobado así que algún beneficio debe de tener… ¿o no? Pensando sobre el tema, imagino que el uso habitual de ordenadores persigue: 1) acabar teniendo soltura en su manejo  (alfabetización digital) mediante el entrenamiento continuado de esa herramienta; y 2) mejorar y extender los aprendizajes generales y la capacidad de razonamiento, con la ayuda de las tecnologías. En cuanto al primer punto, es cierto que para desenvolverse en la vida hay que saber cosas como rellenar solicitudes telemáticas, buscar información en Internet, mandar emails y cosas así. Pero no hay que olvidar que, además de que manejar un ordenador es casi intuitivo (y se prevé que en el futuro se simplifique aún más), la alfabetización digital sería estéril sin alfabetización a secas. De nada sirve que los niños manejen el ratón como campeones si no  entienden lo que leen, no escriben correctamente o no saben calcular un porcentaje. Es decir, que el punto  fundamental es el segundo: el proyecto de escuela 2.0 será bueno siempre que  ayude a alcanzar las competencias básicas (por usar la terminología oficial) de lectura, matemáticas, interacción con el medio físico, “aprender a aprender” (que implica, supongo, poder mantener la concentración en una tarea un tiempo razonable, entender lo que se lee y pensar)… Debemos preguntarnos entonces si realmente ayuda. ¿Qué dicen los expertos? ¿Cuáles son las conclusiones de los informes de psicólogos, pedagogos y  especialistas en tecnologías educativas al respecto?

Esta es la parte sorprendente: ¡tales iformes no existen! ¡lLos expertos no dicen nada! Resulta que se ha aprobado un plan muy ambicioso pero no hay ningún informe que lo avale. Maravilloso. En realidad es peor, porque hay datos que ponen en duda la eficacia del plan (por ejemplo aquí y aquí) y se han ignorado. En lugar de un análisis racional, los impulsores de la escuela 2.0 han adoptado, desde mi punto de vista, una actitud sectaria que sigue los siguientes pasos:        1) aceptación acrítica  de un postulado; 2) reforzamiento de la identidad de grupo por oposición a un enemigo común, en este caso, la llamada “escuela antigua” (siniestro lugar donde a los niños se les ponen orejas de burro);             3) repetición de “mantras” o frases cuyo significado se desconoce pero que liberan  al sujeto de la obligación de pensar; 4)  negación de la realidad (que la experiencia no estropee una buena conjetura); y 5) aislamiento (nosotros y nuestras escuelas 2.0). Este vídeo ejemplariza bien esta actitud.

Hare_Krishna

Grupo de expertos en Tecnología Educativa predicando sobre la bondad de las TiC (foto extraída de http://eljardindepunt.wordpress.com)

Especial interés tiene el análisis de esos “mantras” que desgraciadamente se han elevado a la categoría de razones para avalar la escuela 2.0:

La sociedad de la información y el conocimiento plantea retos” (frase con la que el Gobierno de Canarias se despacha alegremente la explicación de por qué ha adoptado el plan de un ordenador por niño): ¿Qué retos son esos? No se explica.

Hay que modificar el papel del profesor. Debe dejar de ser un orador o instructor que domina los conocimientos para convertirse en un asesor, orientador, facilitador del proceso de enseñanza aprendizaje y mediador entre los alumnos y la realidad utilizando las tecnologías” (dicho aquí por Antonio Pérez Sanz, uno de los impulsores del programa desde la dirección del Instituto de Tecnologías Educativas): Esta es un clásico que se repite en muchos contextos. No entiendo qué tiene de malo que un profesor sea un instructor que domine los conocimientos. Cuanto más domine los conocimientos, mejor, porque eso evitará confundir a los niños con ideas equivocadas o superficiales. Interesadamente se ha opuesto el profesor ‘que sabe’ con el profesor ‘que sabe explicar’ dándole más importancia a lo segundo. Me parece una dicotomía falsa porque ambas cosas no están enfrentadas. Es más, si un profesor sabe, siempre puede encontrar recursos, aunque sean torpes, para transmitir sus conocimientos. Si un profesor no sabe, ya podrá hacer malabares (o ser ‘mediador’ y ‘facilitador’) que no tendrá nada que enseñar.

Probemos estas nuevas herramientas, a lo mejor pueden solucionar el problema [del fracaso escolar]” (Dicho aquí por Pere Marquès, director del grupo de investigación de Didáctica y Multimedia de la Universidad Autónoma de Barcelona): O sea, vamos a ver si suena la flauta. Si no suena, pues oye, ya vendrá otra generación de niños con los que hacer experimentos.

Lo que hoy requieren los ciudadanos no es memorizar todo aquello que pueda ser necesario, sino saber encontrarlo. Lo que hace falta es enseñar a resolver problemas lo más rápidamente posible.” (Dicho también por Pere Marquès): Esta me parece especialmente dañina aunque es muy popular porque hace tiempo que la memoria cayó en desgracia. En primer lugar, no entiendo a qué vienen las prisas a la hora de resolver problemas porque hay asuntos que requieren un pensamiento pausado, pero en fin. Respecto a la memoria, se equivocan quienes confunden el cerebro con un ordenador y la memoria con un disco duro donde almacenar datos. No es así (como se explica aquí): el mismo acto de recordar  modifica el cerebro (se forman nuevas conexiones y terminales sinápticas que requieren a su vez de nuevas proteínas) de tal manera que la memoria facilita el aprendizaje de nuevas ideas y habilidades en el futuro. Cuando almacenamos datos a largo plazo, no limitamos nuestros poderes mentales sino que los fortalecemos. Con cada expansión de nuestra memoria viene una ampliación de nuestra inteligencia.  La web proporciona un suplemento para la memoria personal, cierto, pero cuando empezamos a usar Internet como sustituto de la memoria, sin haber llevado a cabo el proceso interno de consolidación, nos arriesgamos a vaciar nuestra mente de auténtico conocimiento.

Otro planteamiento importante es que el aprendizaje tiene que ser colaborativo, no individual” (dicho aquí por Manuel Area, catedrático de Didáctica y Organización Escolar en la Facultad de Educación de la Universidad de La Laguna, Tenerife): …y por eso fomentamos que los niños trabajen fundamentalmente con un dispositivo de uso individual con pantalla, le faltó añadir. Formidable.

Como en este país todo parece ser blanco o negro, prefiero aclarar algo: que yo opine que dar un portátil a cada niño es una mala idea, no significa que piense que no se deban usar ordenadores en ninguna circunstancia. En este blog doy ejemplos de recursos educativos TIC que creo que pueden ser interesantes. También considero que un libro de texto como única guía es un recurso muy pobre. Creo necesaria la  consulta y manejo de diferentes fuentes de información y usar recursos variados pero, eso sí, ni tienen por qué ser preferentemente informáticos ni se puede dejar al alumno a la buena de Dios. Lo siento, pero creo que un profesor debe ser algo más que un mediador. También me parece ridículo pretender construir todo el conocimiento, reinventando la rueda una y otra vez (sí, hay que memorizar las tablas de multiplicar – uno no puede reformular la teoría de números cada vez que en el Mercadona quiere calcular cuánto ahorra comprando el paquete grande de galletas). También es evidente que hay objetivos que no se pueden alcanzar sin esfuerzo (antes de disfrutar tocando el piano se necesita practicar tediosas  escalas, así es la vida). Y para terminar, me parece que en Primaria las prácticas de laboratorio son un recurso muy valioso, injustamente olvidado antes de que llegara a hacerse habitual (imagino que porque se tomó como una moda más).  En cualquier caso, lo que critico es que en pedagogía se pretenda avanzar a golpe de intuición, sin tener en cuenta las evidencias y las experiencias previas. Curiosamente quienes más parecen moverse a ciegas son lo que defienden que la pedagogía es una ciencia. Yo no creo que sea una ciencia, pero tampoco lo son la filosofía y el derecho y no por ello dejan de ser disciplinas valiosísimas que no se entienden sin un planteamiento serio y un método riguroso.

Anuncios

Una respuesta a “Hare Hare, Hare Rama 2.0

  1. Dices cosas muy sensatas en esta entrada. Casi maravilla que con todas las tonterías que se dicen hoy día una alumna de magisterio se de cuenta de que solo dominando una materia primero será posible expilcarla.
    Los pedagogos de ahora parecen creer que se puede enseñar el “cómo enseñar” sin saber o importar el “qué”. (Creo que no me equivoco cuando le pongo tilde a ese “como” pero no te fies)

    Creo que alumnos de magisterio con la claridad de ideas que tú tienes son los que necesitamos como maestros en el futuro. Espero y deseo que con los tiempos que corren ese futuro no sea en tu caso muy lejano.

    Creo que en las mátemáticas el uso de ordenadores puede ser sobre todo útil en el aprendizaje de tareas mecánicas como el cálculo. Creo que al hacer una cuenta o al resolver un problema matemático (cuya solución es única) el ordenador puede ser útil porque le da al niño una recompensa inmediata. Creo que el éxito de los video juegos está en que te plantean pequeños problemas que puedes solucionar y suficientemente difíciles como para que sean un reto y te sientas satisfecho de haberlos superado.
    Si se consiguen elaborar programas en que la cadena de problemas tiene un dificultad creciente y permiten al alumno avanzar paso a paso, como el que pasa plataformas en los videojuegos puede ser que el ordenador se convierta en una herramienta importantísima en matemáticas. Pero lo lógico me parece que esto fuera una tarea de casa. Precisamente cuando no está el maestro, es el ordenador el que puede indicarte si vas por el buen camino. Cuando está el maestro quizás haya que hacer otras cosas en las que el maestro sea imprescindible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s