A más ordenadores… ¡peores resultados académicos!

El Ministerio de Educación (¿se sigue llamado así?) ha puesto en marcha, en colaboración con las Comunidades Autónomas, un proyecto para dotar a los centros de Infatil (!?) y Primaria de ordenadores e infraestructuras de comunicaciones. En Canarias el plan de la Consejería viene recogido aquí. Dice este informe, que el proyecto consiste en la creación de aulas multimedia en los centros educativos de Educación Primaria. La actuación comprende (copio):

  • Suministro e instalación de portátiles:
    • Para cada alumno y alumna de 5º curso y, en su caso, de 6º curso.
    • Para el profesorado de los cursos indicados.
  • Adecuación del aula del grupo para convertirla en un aula multimedia con la ejecución de la infraestructura necesaria para la implantación del proyecto, así como el suministro e instalación de los dispositivos necesarios.
    • En su caso, dispositivo WIFI que asegure la conectividad a la red interna del propio centro y a Internet.
    • Armario para el almacenamiento de portátiles
    • Solución multimedia digital interactiva.

Desde mi punto de vista, tanto los pedagogos como los responsables de las políticas educativas están tratando el tema de las nuevas tecnologías en la escuela de manera muy superficial. No explican qué se pretende hacer exactamente con los dispositivos tecnológicos en el aula, no dan razones reales para su implantación y, lo que es peor, no presentan ningún estudio serio sobre cómo afecta el uso de ordenadores en edad temprana al pensamiento discursivo y racional, la concentración y la creatividad. Tampoco parece que se hayan tenido en cuenta los resultados que programas similares han tenido en otros paises. Todo por lo visto se basa en la idea intuitiva de que, ya que las nuevas tecnologías son útiles para comunicarnos y recibir información, también deben de serlo para mejorar los resultados escolares. O sea, que supuestamente cuantos más ordenadores haya en una escuela más y mejor aprenderán los alumnos. Estupendo. Sin embargo, la evidencia indica lo contrario: según los datos de PISA(*) del año 2006, los centros con más ordenadores sacan peores resultados. El estudio se recoge en este este artículo publicado por José M. Lacasa en la revista “El Magisterio Español”.

Entre otras cosas el artículo dice lo siguiente:

Por ejemplo, PISA no ha calculado los efectos de los ordenadores para el caso español, aunque sí lo ha hecho a nivel internacional, sin llegar a ninguna conclusión sobre un efecto positivo o negativo. Sin embargo, al poner las bases de datos a disposición del público, es posible hacer los cálculos oportunos. Y lo que dicen esos datos es que en España los ordenadores en las aulas son contraproducentes para los rendimientos de los alumnos. Vamos, que a más ordenadores por alumno, peores resultados obtiene un centro. […]

En concreto, los datos basados en los resultados medios de los centros españoles dicen que un aumento de un ordenador cada 10 alumnos en un centro se relaciona con una bajada del rendimiento medio del centro de 15 puntos. Esta asociación negativa se mantiene fuerte incluso quitando el “caso atípico” que había en España en 2006: Extremadura tenía una media de ordenadores por alumno cuatro veces superior a la media española, mientras que sus resultados dejan bastante que desear, por lo que es lo que técnicamente se denomina un “caso influyente”. Pues la asociación se mantiene incluso controlando el caso extremeño.

Hasta aquí los efectos “brutos” de la mayor presencia de ordenadores en las aulas. Pero es lógico pensar que los centros con un ambiente socioeconómico más elevado tengan una mayor facilidad para disponer de ordenadores. Por ello, es necesario controlar la influencia de esos factores para llegar a lo que se denomina el “efecto neto”, es decir, saber cuánto influye el aumento de ordenadores por alumno en los centros sobre el rendimiento, una vez que se ha descontado la influencia del nivel socioeconómico medio de los alumnos.

Pues bien, una vez controlado todo, el efecto neto del aumento de la ratio ordenador/ alumno sigue siendo negativo: un aumento medio de un ordenador cada diez alumnos se relaciona con casi 9 puntos menos de media en la escala de Ciencias de PISA 2006.

No es un caso único. En Europa Occidental, hay bastantes países que no notan el efecto beneficioso del aumento de ordenadores en las aulas, e incluso ven claramente que una mayor presencia de ordenadores es negativa. Los casos de Holanda e Irlanda son los más claros, pues en estos países el descenso del rendimiento del centro es cercano a los 15 puntos si se eleva la ratio del centro a un ordenador más por cada diez alumnos.

Ignoro si hay estudios similares con datos más recientes. En cualquier caso, creo que se debería haber tenido en cuenta a la hora de planificar una política educativa tan cuestionable y tan costosa como esta.

(*) PISA es una evaluación internacional pilotada por la OCDE que mide los conocimientos de los alumnos de 15 años en tres competencias: Lectura, Matemáticas y Ciencias.

Anuncios

4 Respuestas a “A más ordenadores… ¡peores resultados académicos!

  1. Muchos de los ordenadores repartidos en Andalucia terminaron en los rastrillos.

  2. Ya ves. Y me consta que hay muchas pizarras digitales metidas en armarios con su precinto y todo.

  3. Pingback: El lado oscuro de la red | El emperador desnudo

  4. Pingback: El lado oscuro de la red | El traje nuevo del emperador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s